Santa Cruz de La Palma incluye en la ordenanza de convivencia ciudadana las normas de la nueva playa


Entre las prohibiciones se incluyen: el acceso de animales,  el uso de reproductores de música, el uso de jabón, las acampadas, hacer fuego y circular con vehículos.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha incluido en la recién aprobada Ordenanza Municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana, las normas establecidas para el uso de la nueva playa del municipio, con el fin de regular el buen uso de las instalaciones y garantizar su perfecta conservación.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Cabrera Guelmes, explica que “la ordenanza establece las principales normas para garantizar la buena convivencia entre todos los vecinos y la playa está llamada a ser uno de los espacios de uso común de referencia de nuestra ciudad, por lo que es importante contar desde ya con unas reglas básicas para todos los usuarios, de manera que estén en vigor en cuanto se inaugure la playa”.

El artículo 17 de la ordenanza desarrolla estas normas básicas, con una amplia serie de estipulaciones, que afectan tanto a la zona de baño como a los espigones del frente marítimo. Así, se prohíbe el acceso de animales a la zona de playa, excepto en el caso de los perros lazarillos, y el baño de los mismos en el mar.

La práctica de juegos y actividades deportivas deberá limitarse a las zonas debidamente acondicionadas para ello, salvo en los casos en que se cuente con autorización expresa del Ayuntamiento para la realización de eventos deportivos.

Igualmente se prohíbe el uso de reproductores de música o aparatos que emitan ruidos que puedan molestar al resto de usuarios de la playa, salvo en aquellas actividades que cuenten con la debida autorización municipal.

No estará permitida la colocación de rótulos por parte de particulares así como la publicidad en las playas a través de carteles o vallas o por medios acústicos o audiovisuales. Para realizar venta ambulante será necesario contar con la autorización del Ayuntamiento.

La ordenanza también recoge la prohibición de circular con vehículos por la playa, el uso de jabón para bañarse en el mar, así como realizar acampadas y hacer fuego directamente en el suelo de la playa o en las rocas.

Por último, se especifica el buen uso que debe hacerse de las instalaciones de la playa: duchas, vestuarios, aseos y mobiliario urbano en general y se establecen sanciones para quienes depositen en la arena o arrojen al mar cualquier tipo de basura o residuos.

Print Friendly

banner destaca tu evento revista la palma

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de La Palma.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos