El Castillo de Santa Catalina abrirá sus puertas con fines turísticos


“Se trata de un recinto de enorme valor histórico y con grandes posibilidades de uso turístico”, considera el alcalde.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha recibido autorización para abrir al público el Castillo de Santa Catalina, uno de los edificios históricos más emblemáticos de la ciudad y el principal exponente de fortificación defensiva de la isla. Los representantes de los propietarios y encargados de la gestión del inmueble han transmitido por escrito el visto bueno para que el Ayuntamiento disponga del Castillo, de manera que pueda ser visitado por turistas  y público en general.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Cabrera Guelmes, señala que gracias a este acuerdo “pondremos a disposición de todos los ciudadanos una infraestructura de enorme valor histórico y con grandes posibilidades de uso turístico, que por desgracia lleva cerrada demasiado tiempo” y agradece “la sensibilidad mostrada por los propietarios del Castillo para que la ciudadanía en general pueda disfrutar de este recinto”.

El alcalde explica que se pretende dotar de cierto contenido al inmueble, reforzando su valor propiamente arquitectónico, de manera que se pueda ofrecer al visitante un valor añadido. En sentido, recuerda algunas actividades que han tenido lugar en el Castillo con muy buenos resultados, como el Mercadillo Medieval, celebrado el pasado noviembre y que se espera repetir este año. Por lo pronto el Ayuntamiento acometerá pequeñas intervenciones de acondicionamiento, mejoras en la instalación eléctrica y reparación de humedades.

Juan José Cabrera Guelmes recuerda que respecto al Castillo de Santa Catalina las administraciones públicas local e insular han barajado otras propuestas a largo plazo e incluso ha habido una negociación para su compra. De hecho, actualmente se están solventando trámites burocráticos para formalizar algún tipo de cesión. “Desde el Ayuntamiento”, explica el alcalde, “tratamos ahora de darle una utilidad más inmediata al inmueble, para que pueda abrir sus puertas cuanto antes, con independencia de las decisiones que se tomen en el futuro”.

Construido entre los años 1683 y 1692, el Castillo de Santa Catalina fue la pieza clave del antiguo sistema defensivo de Santa Cruz de La Palma, compuesto en su origen por varios baluartes, muralla y portadas de acceso a la ciudad. De planta cuadrangular y puntas de diamante en sus cuatro ángulos, su diseño se debió al sargento mayor Juan Franco de Medina y al capitán Miguel Tiburcio Rossell de Lugo. Adquirido al Ejército en 1950 por varios propietarios particulares, en 1951 fue declarado Monumento Histórico Artístico.

 


banner destaca tu evento revista la palma

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de La Palma.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos