Moda

Un par de mojitos y un par de trapitos

Un par de mojitos y un par de trapitos

Ya podemos decir que  el verano queda oficialmente inaugurado. El calor ha llegado para quedarse. Es el turno de los días playeros, de las terracitas al sol, de los baños, de los paseos, del “dolce far niente”, y de destaparnos descubriendo al mundo nuestras maravillas, o nuestras verguenzas, según se mire, porque ya se sabe que lo que no mata engorda, y vaya que si engorda. Lamentablemente se acabó el plazo para la operación bikini, ¡la que no ha corrido… tiempo ha tenido.!

¡La primavera…los armarios altera!

¡La primavera…los armarios altera!

Afortunadamente para muchos, no serán sólo los campos lo que florezcan  por primavera. Poco a poco iremos dejando atrás los jerseys, los abrigos, las botas, el paraguas…  Timidamente  las calles también empezarán a  inundarse de estampados de flores, ¡ Y resurgirán  los escotes, las espaldas, las piernas !!