La historia de Augusto Rodríguez Escobar: De la tierra al trapiche


De la tierra al trapiche.

Benjamín Martín Lorenzo

Augusto Rodríguez Escobar, “Gus”, lleva 16 años viviendo exclusivamente de la caña de azúcar. La historia de esta relación comienza en la India, en un viaje que realiza a este país asiático para visitar a un amigo. Durante su estancia se queda fascinado por la molienda de la caña en el trapiche y le atrapa el sabor del jugo que sale de ella. Es por eso que vuelve justo un año después para recorrerse el país en busca del trapiche que más le convenía, para un sueño que se estaba ya gestando en su cabeza. Le llevó seis meses encontrarlo y poder transportarlo por el interior de la India para enviarlo a La Palma por cargo aéreo, dándose la paradoja de que “ me costó más caro el
envío, que la máquina en sí ” comenta.

Ya de regreso a su tierra, y con el trapiche debajo del brazo, empieza a sembrar caña en Tijarafe y a recuperar las variedades de La Palma, las cuales son: “caña motril”, “caña moscatel”, “caña cristalina”, “caña blanca la tierra”, y “caña listada”. Sus comienzos como vendedor fueron en el Mercadillo de Mazo y en la Feria de San Antonio del Monte, siendo toda una novedad ya que “incluso los clientes querían moler ellos mismos la caña con la manivela del trapiche”.

Ofrecía guarapo, acompañado de jugo de naranja y mojitos. A medida que iba mejorando el negocio realiza ciertas inversiones, como fue el motor para el trapiche y un remolque para colocar su negocio ambulante, entre otras. Introduce nuevos sabores como jugo de caña combinado con maracuyá, con jengibre, con aguardiente de Ron Aldea o preparando también caipiriñas. Se le va quedando corta la producción en relación a lo que vende, así que tiene que comprarles caña a otros agricultores de la Isla.

En la actualidad muele 20.000 Kg. de caña anualmente y asiste a los mercadillos de Puntagorda y Mazo, rastro de S/C de La Palma y a tantas fiestaspopulares “como el cuerpo pueda”. En los próximos días se desplazará a Gran Canaria para asistir a la Feria Agroalimentaria de Vecindario.

En cuanto al futuro “lo vemos con mucha ilusión y con ganas de seguir trabajando. Queremos conseguir el registro sanitario para ampliar y poder realizar subproductos de la caña”, comenta con una sonrisa de convencimiento. Cuando habla en plural es porque en la actualidad su hijo le acompaña en esta aventura, que comenzó él en solitario, consiguiendo así lo que tantos estamentos y personas anhelan, que no es otra cosa que el famoso relevo generacional. Si a eso le unimos el valor añadido que le da al producto agrícola, Gus se convierte en todo un referente para aquella persona que tenga una visión y ganas de llevarla a cabo. Nos demuestra que se puede vivir dignamente de la agricultura con esfuerzo, cabeza y una gran ilusión por ir a buscar tu máquina a la India.

Benjamín Martín Lorenzo
Ingeniero Agrónomo
AEDL Ayuntamiento Tijarafe


banner destaca tu evento revista la palma

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de La Palma.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos