LA PALMA. BIODIVERSIDAD A CADA PASO


26 de Agosto de 2011.

La Palma, biodiversidad a cada paso.

La isla canaria atrae a numerosos aficionados al senderismo que pueden recorrer la geografía insular y descubrir sus bellezas naturales a través de una extensa red de caminos.

Los amantes de la naturaleza y el senderismo tienen un auténtico paraíso en la isla de La Palma. La denominada Isla Bonita del archipiélago canario posee, en apenas 20 kilómetros de ancho,1.000 kilómetros de senderos homologados de acuerdo con las normas de la Asociación Europea de Senderistas (ERA) y la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME).

Independientemente de que usted sea un amante de la naturaleza o forme parte de un grupo de senderismo guiado, le apasione escalar barrancos o simplemente desee un contacto más directo con la naturaleza, La Palma cuenta con rutas de senderismo para todos los niveles. Podrá recorrer espacios de belleza incomparables como el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente o la naturaleza en su estado más puro en el bosque de Los Tilos, ubicado al norte de La Palma y que ha sido declarado Reserva Mundial de Biosfera por la UNESCO.

El Cabildo insular se ha propuesto, desde hace años, promocionar la Isla como destino para turistas amantes de la naturaleza, pues la isla se presenta como un lugar ideal para llevar a cabo todo tipo de actividades y de ocio al aire libre. El senderismo permite acercar la persona al medio natural y al conocimiento del entorno a través de los elementos patrimoniales y etnográficos. Constituye una simbiosis entre deporte, cultura y medioambiente.

Por este motivo, la Institución insular organiza multitud de encuentros y competiciones internacionales en la que los senderos y la naturaleza insular cobran protagonismo. Cada mes de agosto, tiene lugar un Festival de Senderismo y Montaña que en la edición de 2011 reunió en la Isla a más de 800 aficionados a esta modalidad deportiva venidos desde distintos puntos de Europa. Igualmente, en el mes de mayo se celebra la Transvulcania, una ultramaratón no apta para todos los públicos, que recorre gran parte de la geografía insular en una modalidad eco-deportiva cada vez con más adeptos.

El Cabildo de La Palma y el Gobierno de Canarias han reconocido la importancia de esta actividad como medio de acercamiento al patrimonio y riqueza natural de la isla tanto de la población local como de la visitante. Por este motivo, se han rehabilitado, señalizado y ordenado la amplia oferta de senderos de toda la Isla.

Pero, ¿cómo un espacio tan limitado como La Palma ha llegado a tener la red de senderos más avanzada de Canarias? Para conocer su origen debemos remontarnos unos cuantos siglos atrás, antes de la conquista de las Islas Canarias por los castellanos.

Los benahoritas, habitantes prehispánicos de La Palma, era un pueblo nómada dedicado a la ganadería y que se veía obligado a trasladarse constantemente en busca de agua y alimentos para ellos y sus rebaños. Los caminos trazados por estos aborígenes fueron utilizados en épocas posteriores por los palmeros ante la ausencia de infraestructuras viarias y hoy en día, han sido habilitados para la práctica del senderismo a lo largo y ancho de la isla.

Hoy, la red cuenta con una amplia variedad de senderos para todos los niveles, caminos perfectamente señalizados y acondicionados para esta práctica.

Los senderos se clasifican en tres grandes tipos, gran recorrido, pequeño recorrido y senderos locales, en función de la duración y distancia que se tarde en recorrer el camino.

El Camino Real de la Costa (GR-130) y la denominada Ruta del Bastón (GR-131) son los grandes trayectos de la isla. Ambos consumen más de una jornada y demandan una preparación física adecuada. El primero es un sendero basado en los antiguos caminos de comunicación entre poblados que con sus 200 kilómetros de longitud recorre toda la isla de manera circular en seis etapas.

La GR-131 o Ruta del Bastón nace de la unión de dos grandes rutas montañeras de La Palma: La Ruta de los Volcanes y el recorrido integral de la Crestería que permite unir, en tres jornadas, el Faro de Fuencaliente en el sur de la isla y el Puerto de Tazacorte en el este, recorriendo la cresta dorsal de la Isla, en un sendero que en su mayor parte se desarrolla por encima de los 2.000 metros.

En la categoría de pequeño recorrido se encuentran algunas de las rutas más conocidas de la isla como la Ruta de los Puertos o los nacientes de Marcos y Cordero, de duración y dificultad variable, aunque todas se pueden realizar en menos de un día. Esta clasificación incluye hasta 19 rutas diferentes, a través de las cuales, los senderistas podrán perderse y descubrir rincones  sorprendentes.

Los senderos más pequeños de la Red, menos de 10 kilómetros de longitud, suman casi 40 rutas que en la inmensa mayoría son aptas para toda la familia.

Sin duda, La Palma ofrece la oportunidad de acercarse, a través del senderismo, a un paisaje espectacular y de origen volcánico, naturaleza poco habitual en las ofertas de esta modalidad deportiva.

Transvulcania, ultramaratón en contacto con la naturaleza.

La Carrera de Montaña y Senderismo Transvulcania, nace a principios del año 2009 con el objetivo de aprovechar la extensa red de senderos existente en la isla de La Palma intentando unificar legado histórico con el creciente interés que este tipo de pruebas eco-deportivas despierta en la sociedad actual. Hoy, es una de las citas más importantes del panorama nacional dentro de la cada vez más extensa oferta de ultramaratones de montaña.

Print Friendly, PDF & Email

banner destaca tu evento revista la palma

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de La Palma.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos