Los Llanos rinde homenaje al primer alcalde de la democracia, Carlos Francisco Lorenzo Navarro


[wide]

[/wide]

12 de Junio de 2013

Homenaje al primer alcalde de la democracia, Carlos Francisco Lorenzo Navarro

El reconocimiento coincide con el día en el que se cumplen los 25 años de su fallecimiento.

La alcaldesa se comprometió a materializar uno de los tres acuerdos adoptados por el Pleno de la corporación en su día y erigir un busto o monumento en su memoria como reconocimiento perpetuo de la gratitud de un pueblo que no le olvida.

Los Llanos de Aridane rindió homenaje en la tarde noche de ayer al primer alcalde de la etapa democrática y uno de los más emblemáticos de la historia municipal, Carlos Francisco Lorenzo Navarro, en un sencillo pero emotivo acto en el que participaron autoridades, amigos, familiares y compañeros de las dos legislaturas en las que llevó las riendas de la vida pública municipal con el carácter afable y cercano que le hizo popular y con el que se ganó el aprecio de la ciudadanía llanense en su conjunto.

Tras proyectar un vídeo con algunas de las imágenes más entrañables y representativas de su paso por la vida política y su aportación al auge municipal, intervinieron tres de los concejales que le acompañaron durante su trayectoria al frente de la corporación, Pedro Raimundo Acosta Rodríguez, Efraín Jiménez Ramos y María Remedios Pérez Pulido que coincidieron al perfilar el semblante de un llanense con tanto coraje como honradez, rectitud, espíritu de sacrificio, empatía y generosidad.

Concejales, compañeros y amigos que reiteraron especialmente el espíritu inquieto de Carlos Francisco de quien recordaron su participación activa en la fundación de la cooperativa agrícola COINPA anteponiendo el interés general al carácter mercantil de la misma, hasta su llegada a la política y su apuesta decidida por fomentar la participación ciudadana y su continuo empeño en resolver los problemas municipales y de sus gentes que, incluso cuando ya se sabía enfermo, no conoció límites ni obstáculos capaces de mermar su esfuerzo y dedicación.

Además, rememoraron anécdotas como aquellas firmas que estampaba en las manos de los vecinos con rotulador en señal de compromiso o la necesidad de ir a hablar con los vecinos de Las Manchas porque no había dinero para asfaltar un camino y se necesitaba la colaboración de todos.

No faltaron las palabras de agradecimiento de su hermano Leopoldo Miguel Lorenzo Navarro por el homenaje ni las de la que fuera alcaldesa de Villa de Mazo en 1979, Hermas Concepción Méndez como militante de UCD que destacó emocionada la grandeza, humildad, y gran sentido de la justicia de Carlos Francisco y su constante reivindicación de la agricultura y la sanidad en el Valle en las diferentes reuniones que se mantenían con el Gobernador Civil, defendiendo los intereses de su municipio, pero con sentido de la Isla y de la región.

Por su parte, la alcaldesa de Los Llanos de Aridane, Noelia García Leal, afirmó en su intervención que Carlos Francisco fue municipalista, sin que ello pueda ser entendido como una deslealtad a la ideología, la noble militancia en un partido político o a las directrices emanadas del servicio al bien común sino como una vocación de servicio público en tiempos tan novedosos como difíciles en los que no estaba nada claro que la democracia fuera a triunfar sobre el régimen anterior.

Un reto que según expuso la alcaldesa asumió en primera instancia como representante de Unión de Centro Democrático (UCD) y a continuación desde la Agrupación Palmera de Independientes (API) basando su gestión en tres ideas claves que la alcaldesa afirmó compartir plenamente como son el hecho de que la democracia se construye día tras día, que se erige desde abajo hacia arriba mediante la honradez en la gestión pública y el diálogo y, finalmente, en que el Ayuntamiento es y debe ser en cualquier situación la administración más cercana a la ciudadanía.

Entre los aspectos más significativos de sus años como alcalde, la edil llanese destacó el trabajo intenso, eficaz y eficiente, en equipo, con objetivos claros y definidos, a un ritmo inteligente sin distraerse en cuestiones estériles, torpes o disgregadoras, centrando sus esfuerzos y los de cuantos le rodeaban en dirigir los quehaceres municipales hacia metas y objetivos que contribuyesen al bienestar general de la ciudanía llanense.

“Estoy convencida” agregó la alcaldesa “de que esa forma de entender y hacer política centrada en las personas fue la clave de muchos de los logros conseguidos durante su mandato y del desarrollo socioeconómico del municipio”.

No obstante, la alcaldesa también mostró su convicción de que sin duda Carlos Francisco vivió desde el despacho de la alcaldía muchas horas amargas, algunas por la falta de ordenación administrativa y otras motivadas por la descoordinación entre instituciones locales, insulares, autonómicas, estatales o por los desequilibrio entre las efectivas competencias asignadas a los Ayuntamientos y la carencia de dotaciones económicas para desempeñar tales funciones con solvencia.

Problemas recogidos en las actas de la época y que continúan vigentes como es el caso de la creación de una mancomunidad para los servicios del matadero, la planificación urbanística del litoral o la apertura de una carretera para comunicar el núcleo costero de El Remo con Fuencaliente, entre otros asuntos.

Noelia García Leal recordó que de los tres acuerdos adoptados por el Pleno el mismo día de la muerte de Carlos Francisco, el 11 de junio de 1988, en virtud de los cuales se le nombró hijo predilecto de la ciudad y se designó una calle, la antigua vía exterior del Vizconde del Buen Paso con su nombre dado el gran esfuerzo realizado para dotar a Los Llanos de unos accesos dignos y acordes a la categoría de municipio cabecera de comarca, queda a día de hoy uno pendiente, el de erigir un monumento para perpetuar su nombre y su recuerdo entre las generaciones llanenses actuales y venideras.

En este sentido, García Leal comunicó a los familiares y asistentes que existe una cuenta abierta en una entidad financiera local por el entonces alcalde León Manuel Acosta Nazco y que se están haciendo las gestiones para que 25 años después, ese monumento sea una realidad y prueba de gratitud de un pueblo a quien tanto trabajo dedicó.

La máxima responsable de la corporación municipal rememoró sus tiempos de infancia y juventud en los que tuvo la oportunidad de conocerle y mostró más profundo y aprecio “por una persona que, como Carlos Francisco Lorenzo Navarro se ha convertido en mi etapa pública en uno de mis modelos y referentes en lo que a gestión política se refiere”

García Leal también tuvo palabras de reconocimiento para la labor realizada por los concejales y alcaldes de la época presentes en el homenaje, por la inquietud, ilusión y preocupación que demostraron sentir por el futuro de Los Llanos de Aridane en particular y de la Isla en general, con una implicación más allá de lo que les correspondía, dejando las ideologías políticas en un segundo plano tras la verdadera motivación de ver crecer el municipio

La alcaldesa llanense culminó su intervención reproduciendo unas palabras con las que el propio Carlos Francisco se dirigía a la ciudadanía en el saluda del programa de las Fiestas de la Patrona del año 1986 y en las que hacía alusión a que “todos somos conscientes de los problemas que tienen muchas familias del Municipio, del paro y otros factores que inciden en el bienestar de nuestros vecinos, no obstante deseo y os pido con toda la fe que poseo, que en el corazón de mis conciudadanos se siente el clamor y la alegría que nuestras tradicionales fiestas se merecen, por lo que aunque quedan muchas cosas por hacer, en nuestra voluntad tenemos una idea; Luchar por el progreso y prosperidad de nuestro Valle de Aridane. Y recordad, el futuro es nuestro…”

Al homenaje celebrado en la Casa de la Cultura de Los Llanos de Aridane asistieron, entre otras autoridades, la presidenta del Cabildo Insular, el vicealcalde del Ayuntamiento de Los Llanos, concejales de la corporación, empresarios locales y numerosos vecinos que quisieron sumarse al reconocimiento promovido por el Grupo de Gobierno y mantener viva la memoria del exalcalde en un día tan significativo como es el XXV aniversario de su muerte.

Primer Alcalde democrático

En el año 1979, tras el refrendo mayoritario del pueblo español a la Constitución de 1978, se celebraron las primeras elecciones municipales que constituyeron un paso adelante en la consolidación de la democracia, la libertad y los derechos de los ciudadanos. Tras más de cuarenta años de dictadura, los españoles pudieron volver a ejercer su derecho al voto y elegir a sus representantes más cercanos. Así pues, el 19 de abril de 1979 se produjo la toma de posesión de los primeros miembros electos de los ayuntamientos democráticos.

En Los Llanos de Aridane es elegido Carlos Francisco con 11 de los 16 votos emitidos y en su segunda legislatura en el año 1983 con 13 de los 17. No obstante, la figura de Carlos Francisco Lorenzo Navarro excede el ámbito municipal y prueba de ello son sus numerosas aportaciones en el ámbito insular como Consejero del Cabildo o en el ámbito regional como diputado autonómico

Cada uno de los asistentes recordó a Carlos Francisco como un leal servidor del bien común, como un hombre comprometido con la acción política y que puso su vida al servicio de su pueblo. No lo recordaron como un héroe, sino como un buen político, que dialogaba con la gente a cualquier hora y hacía pequeño cualquier problema. Cordial, dicharachero, bromista, lleno de una gran cultura innata y que irradiaba seguridad, cortesía y saber estar. Un diamante en bruto que el mismo pueblo se encargó de pulir a su medida.

Integrador en la política y amante del consenso, condujo con su natural sencillez y armonía la vida municipal, exigiendo opiniones a todos y cada uno de los miembros del Pleno en asuntos de vital importancia para el municipio porque tal y como él decía dos personas se pueden equivocar pero 13 o 17 es más difícil.

En su esfuerzo por unir a todos los alcaldes bajo un mismo signo político, creó un partido insular, contactó con otras islas y se integró en las Agrupaciones Independientes de Canarias siglas con las que concurrió a nivel general obteniendo unos resultados electorales que le elevaron al rango de diputado.

Un año y medio después se despidió para siempre de su pueblo y de la vida, dejando una huella imborrable. Dicen que aunque nos veamos privados de su presencia física los grandes hombres y mujeres nunca llegan a marcharse mientras alguien los recuerda y en la tarde noche de ayer si algo quedó patente en la Casa de la Cultura de Los Llanos de Aridane es que su llama sigue viva.


banner destaca tu evento revista la palma

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de La Palma.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos