Luis Morera nos presenta su “Guión” para los Indianos.


El artista palmero Luis Morera, autor de los últimos carteles anunciadores de Indianos siempre se ha declarado un amante de esta tradición palmera, sin embargo piensa que en los últimos años se ha desvirtuado y que corren el riesgo perder su verdadera esencia, convirtiéndose en una avalancha de gentío sin control.

Para evitar esto Luis propone un posible guión para Indianos que mantenga la tradición de esta fiesta tan nuestra y que tanto los palmeros como los visitantes puedan disfrutar y vivir el verdadero espíritu teatral de los Indianos.

Guión de Indianos.

Primer paso: EL CARTEL. Elemento anunciador para publicitarlo en periódicos tanto digitales como tradicionales. En los vuelos de Binter, en los aeropuertos, en todos aquellos lugares que genere el efecto deseado.

Segundo Paso: Importante por su efecto, pedirle a la Embajada de Cuba, como intercambio cultural y como hermanamiento el nombre de La Habana. Que Santa Cruz de La Palma, reciba por un día el honor de obtenerlo, noticia que traspasaría nuestras fronteras y a la vez causar el efecto publicitario inimaginable. A la vez invitar a los mandatarios cubanos a esta fiesta anual y que con emoción, palpen nuestro sentir y el amor que el palmero siente por esa tierra tan nuestra.

Esta petición y hermanamiento debe ser manifestada por el conjunto de nuestros políticos palmeros como no podía ser de otra manera.

COMIENZO DE LA FIESTA.

El domingo antes de la misma, concentrar aquellas manifestaciones, tanto musicales como percusivas, que el día de los indianos desvirtúan la esencia y la identidad de la propia fiesta, incluyendo otros países y otras culturas, la fiesta de los indianos sólo debe estar centrada en Cuba. Intromisiones como la batucada han ido mimando el verdadero origen. Brasil puede tener otro día, en los indianos “el son”, los soneros.

EL LUNES EL GRAN DÍA.

Por la mañana, recibimiento de los embajadores y autoridades de Cuba en el Ayuntamiento siguiendo con la acertada idea de Pilar Rey y Antonio Abdo, incluyendo a este acto una nueva aportación.

Además de los embajadores cubanos, incluir toda una embajada de artistas reconocidos en el mundo entero de manera ficticia en el que el humor palmero se vea reflejado en este día único. Crear una lista de nombres, de estas figuras internacionales recreadas por los mismos palmeros, siendo estos los verdaderos protagonistas.

Todo este elenco se concentraría en el Palacio Salazar colocando una pasarela de moqueta roja a ras del suelo, acordonando esa moqueta roja hasta el ayuntamiento donde serían recibidos con el clamor de la multitud.

Artistas como Charlot, con la gran novedad de que en vez de venir con su habitual vestimenta en negro, será el mismo Charlot pero en blanco, perfectamente vestido con su bombín y sus gestos para ser reconocido inmediatamente.

Otro podría ser el Che Guevara, con su indumentaria, su fusil de guerrillero, al igual que Charlot, en blanco – beige o tirando a marrón, pero siempre dentro de la gama del color que nos caracteriza en este día.

Otro podría ser Celia Cruz, con su aspecto característico, su melena y su azúcar, azúcar. Los Hermanos Marx, El gordo y el flaco, Fidel Castro, Chávez, Marilyn Monroe, Michael Jackson, John Lennon, el Papa, Salvador Dalí, la reina Tomasa, Gandhi, Obama, Lola Flores, Cantinflas, la Pantoja, Jesulín de Ubrique, Torrente, Bin Laden, Rocío Jurado, la reina de Inglaterra, el príncipe Carlos, el Rey Don Juan CArlos, las nietas de Tula, Sissi Emperatriz, etc, etc, etc…

Una vez termine el desfile de famosos y personalidades, finaliza el acto de la mañana, la gente se distribuye por la ciudad, acogidos por los restaurantes, cafeterías y chiringuitos, momento de paréntesis para comer y prepararse para la llegada.

LA LLEGADA.

Este acontecimiento debe ser la explosión, el plato fuerte, el que de fin a este día único por su creatividad por esta inmensa obra teatral de “Guines” por su apuesta.

Para colmar esta obra y dotarla de esa puesta en escena mágica, como sólo el palmero sabe hacer, “comenzaría”:

Pedirle a Fred Olsen su colaboración, por su vínculo con nuestra isla a su empresa, su participación en este evento, sellando aún más ese vínculo con la isla y su gente.

Su participación consistiría en atracar el barco en el muelle sur, invitando a entrar en él a todos los indianos posibles y una vez embarcados, soltar amarras y dirigirse al muelle norte, donde en ese momento todos los barcos que se encuentren en el muelle hicieran sonar sus bocinas como recibimiento. Una vez atracado en el muelle norte, es recibido por la multitud que le espera con el jolgorio de tal recibimiento a pié de barco. Ya en el muelle, les están esperando las guaguas antiguas, las rojas, cargadas en sus techos de baúles y maletas preparadas para el desfile.

EL DESFILE O LA LLEGADA.

Por la gran cantidad de gente que participa en este día y sobre todo este momento, la calle real se hace estrecha y pequeña para albergar esta ya marea humana.

La gran apuesta está en la Avenida Marítima. Para su vistosidad y para que culmine con éxito.

Este día todos los servicios públicos disponibles de la isla se pondrían al servicio de todos para evitar que entren coches en la ciudad y los de dentro alejarlos del centro.

La Avenida Marítima quedaría libre y el casco histórico igual. Este día coger un coche no tiene sentido por muchas razones. Una vez asimilada esta propuesta volvemos al muelle y al desembarco.

GUIÓN PARA DEL DESFILE.

Encabezarían en primer lugar las guaguas antiguas cargadas de indianos tirando polvos y saludando, dando una imagen bellísima y cargada de identidad.

“OTRA PROPUESTA”. La participación de los barrios de Santa Cruz de La Palma. Cada uno con su secreto mejor guardado. Cada asociación convocaría a los carnavaleros más destacados para crear una parodia, por ejemplo la representación de un tema, con su guión coreográfico y teatral del tema musical del cuarto de Tula. 2º ejemplo: la simulación de una gran familia que viene de Cuba llena de maletas y baúles con su séquito de negros y negras a su servicio y too lo que ello conlleva. Cada barrio vendría con su nombre, tanto en cartel, como estandarte para ser reconocidos por un jurado que premiara con distinciones a cada uno de ellos, que serán entregados después de los indianos en el Teatro Circo de Marte, avivando la rivalidad y participación en años posteriores.

Regresamos al principio del desfile: las guaguas ya han pasado. Le sigue, pongamos que el barrio de San Telmo con su parodia.

Le siguen los grupos bien vestidos cantando con guitarras. Mezclados aparecen los personajes que salieron en la alfombra roja. Como goteos se mezclan entre unas cosas y otras.

Vemos aparecer una docena de caballos que nos recuerdan a los fufos de Tazacorte por más cercanos a la realidad con sus jinetes vestidos de indianos, interactuando con el público. Caballos realizados por Luis Castillo.

Siguen intercalándose grupos de espontáneos con ganas de participar.

SIGUIENTE PROPUESTA.

Invitar a los grupos palmeros que contengan música cubana y aporten su alegría.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma aportaría las plataformas que se suelen usar para las carrozas, dotadas de motor y equipo de sonido para que los grupos puedan desarrollar su música. Cada plataforma con su grupo correspondiente se distanciarán una de otra para que no se mezcle entre ellas.

Los grupos al estar separados, mejor dicho aislados de la gente, se comportarán como escenarios musicales en movimiento provocando en la gente la participación a la hora de cantar en masa los temas más conocidos, por mi experiencia les digo que sería extraordinario escuchar a centenares de personas cantando a la vez y de los palmeros sabemos mucho.

Grupos como “El Cuarto Son”, “Changó”, “Pimienta y Ají”, “El Cardero punto com”, y otros, según las plataformas disponibles, por la que no veo problemas, pues todos los ayuntamientos de la isla tienen por lo que si fuera necesario se pediría colaboración.

Desde hoy comenzar a invitar al pueblo palmero a sus participación y que la llegada de los indianos sea única. Las empresas de colaboración de gradas a lo largo y ancho de la avenida, cobrándole al público por usarlas, dándole mayor vistosidad al espectáculo, dejando un lugar para los invitados de honor.

Una vez terminado el desfile de llegada, ese el momento de colmar en todo la ciudad de música de bailes de chiringuitos, que el palmero sepa sacarle partido a este día, que nadie que nos visite se quede sin comer ni beber ni le falte polvos que tirar.

Y POR ÚLTIMO.

Darle la despedida al malecón por lo que ha significado para todos nosotros y recordar a los que contribuyeron a su construcción, como gran obra de ingeniería y disfrutar como si de un gran asiento se tratara.

LOS PREMIOS.

En el Teatro Circo de Marte, después de la fiesta repartir los premios a aquellos que contribuyeron y aportaron su creatividad:

Premiar con 1º, 2º y 3º distintivo a la mejor parodia exhibida en el desfile así como de personajes individuales y grupos musicales, en espera de que cada año se mejore y  que los indianos sean reconocidos a escala internacional.

Luis Morera.

Más información en www.indianos.info.

[aside]

Publicidad

[/aside]
Print Friendly, PDF & Email

banner destaca tu evento revista la palma

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de La Palma.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos