Otro año de Isla Bonita Love Festival ¡Hasta el 2020!


Otro año más que nos fuimos al macroconcierto del Love Festival. Después de la tormenta viene la calma. Quien dice calma, dice resaca y cansancio. Pero ya estamos de vuelta a la vida.

Se supone que íbamos a “trabajar”. Pero como somos una revista de ocio se nos permite impregnarnos del espíritu ocioso. Esa parte creo que la tenemos totalmente dominada. Quizás demasiado ¡Qué duro es divertirse! Largo fue el sábado, más todavía el domingo.  

Por “curarnos en salud”, vayan por delante nuestras disculpas por esta publicación. Si alguno espera una crónica seria, especializada, y con galería de “fotones” de alta calidad, mejor que salga de esta página ya. 

Después de muchas horas previas en movimiento, sobre las seis y algo de la tarde llegamos al Puerto de Tazacorte. Por el calor que hacía parecía más que era mediodía ¿Por qué habré venido en vaqueros? Fue mi primer pensamiento. Parezco una principiante. Bueno, ya está hecho.

Ya hemos aparcado el coche y caminamos hacia el recinto. Desde lejos, reconocemos (o reconozco) una versión de “Love runs out” de One Republic: “I’ll be your light, your match, your burning sun. Bien. Me gusta esa canción. Además en ese momento era totalmente adecuada. 

Es la primera actuación del Festival, la del canario Agoney. Ninguno de nosotros somos seguidores del programa televisivo Operación Triunfo (la cuna de donde salió este cantante canario) por lo cual no estábamos muy al tanto del registro vocal ni el repertorio que nos iba a ofrecer. Más tarde suena una inesperada versión de “Baby one more time” de Britney Spears, y la cosa sigue con viejos éxitos como “Eloise” de Tino Casal o “What’s Up” de 4 Non Blondes. El resto del repertorio lo componen en su mayoría temas archiconocidos estilo Lady Gaga, Rihanna, Daddy Yankee, etc. Puede parecer una fórmula facilona. Pero este equipo justo estaba aterrizando, con las ganas de fiesta sin estrenar, y con la primera cervecita en la mano. Así que de momento, la fórmula funciona.

Ahora viene un comentario musical sin conocimiento alguno, pero, a al menos a mi, el tema “Quizás”, de Agoney, me trae unos vagos recuerdos del sonido del grupo argentino “Miranda”.

IMG_7586

Agoney ya estaba en el escenario, y nosotros “aterrizando” en el recinto.

Seguimos bajo un sol de justicia, y llega el turno de Mónica Naranjo. Después de cuatro años sin subirse a un escenario, la diva celebraba su 25 aniversario sobre los escenarios eligiendo la Isla de La Palma, y este Festival de la diversidad, como actuación previa a la gira que prepara para la próxima temporada.

IMG_7679

Mónica Naranjo IMG_7700

IMG_7619

Mónica se presentó en el escenario confesando estar “como un flan” por esta actuación después de tanto tiempo.

Aunque ninguno de los que acudimos juntos al concierto nos sentimos identificados dentro de lo que se denomina “fenómeno fans” de ningún artista, dentro de este variopinto grupo si que había un seguidor de la Naranjo. No soy yo. Pero está claro que, nos guste más o menos, todos conocemos  alguna canción de Mónica Naranjo. Yo no me he puesto nunca en casa el “Desátame” (aunque me la sé de cabo a rabo, es algo inevitable). Las dos canciones que venían a mi cabeza al ir al concierto, probablemente no eran las más populares. Por curiosidad, esperaba oír en directo “Amor y lujo”, que me parece una canción graciosa y sarcástica;  y “Europa”, con ese rollo operístico y dramático. Creo que me gustan porque se separan un poco de la temática “no me quieres, me dejaste, me olvidaste, me engañaste, el mundo se acabó, me muero, bla, bla, bla…” La primera no estaba incluida entre los temas de la actuación, la segunda si.

Mónica Naranjo IMG_7732

Monica alternó otros muchos temas de siempre, prácticamente en acústico, con tan solo el acompañamiento de un piano. En un momento de su actuación interpretó una versión de su conocido “Sobreviviré” junto a el canario Agoney, que había actuado anteriormente. 

Los dos temas que no podían faltar: “Desátame” y “Sobreviviré”.

Es solo una opinión, discutible como todas, pero nos quedamos con la impresión de que quizás alguno de sus seguidores ansiaba más un encuentro con la “Pantera de Figueras” y encontraron más a “Mónica”, en una actuación “íntima” -si se le puede llamar así- y un concierto más acústico de lo que esperaban. Evidentemente, es innegable la potencia y la calidad de su voz. Y por cierto, ¡Es guapa la jodida! Más que en televisión.

El reloj marcaba aproximadamente las ocho de la tarde, minutos arriba o abajo, no lo registramos con exactitud. Pero lo que si recuerdo perfectamente era que seguíamos necesitando una piscina, un abanico, quitarnos la ropa, o en su defecto, otra cerveza. Como no veíamos muy viables o prudentes las primeras opciones, optamos por la alternativa fácil ¡Otra cerveza!

Llega Carlos Rivera. Tampoco eramos grandes seguidores de Carlos Rivera. De hecho, no eramos de ningún tipo de seguidores, para qué nos vamos a engañar. Amor, amor, amor, o desamor. Ese era el tema recurrente. Eso si, a un ritmo bailongo trepidante estilo Chayanne, en sus mejores tiempos, y un no se qué, que al menos a mi, me recordó un pelín a Alejandro Fernández. Latino 100%. El chico tiene buena actitud, buena planta y buena forma física. Nadie lo puede negar. En el repertorio de su actuación interpretó temas como: “Recuérdame” de la película de Disney “Coco”, “¿Cómo pagarte”, “Te esperaba”, “Sería más fácil” , o “Regrésame mi corazón”. El mexicano manifestó al público su deseo de repetir en las Canarias, y bien recibido será, no faltaba más.

Comenzando a anochecer fue el momento de LP, o lo que es lo mismo, Laura Pergolizzi. Para algunos -entre los que nos incluimos- el momento de la noche. La cantante y compositora estadounidense tiene un directo que engancha por completo. Decir que dio la talla es quedarse cortos. Los que ya la conocían, seguro que no se sintieron defraudados en absoluto. Y los que la descubrieron esa noche, seguro que quedaron gratamente sorprendidos con su voz tan especial, sus característicos silbidos, su talento y una naturalidad que logró hacerse con el público rápidamente.

Antes de darse a conocer como cantante ya componía para artistas que seguro conoces como RihannaChristina AguileraCher. Pero, solo componer, no era lo que estaba destinado para ella. Esa voz tenía que ser escuchada. 

IMG_7784

No hubo un momento flojo en toda la intervención de LP. Su estilo y voz inconfundibles, se acompañaron de un sonido perfecto. Lo que hizo que la actuación se nos hiciera terriblemente corta. 

Laura Pergolizzi IMG-20190722-Entre el repertorio de su actuación en La Palma escuchamos temas como “Into the Wild”, “Halo”, “When we’re high”, “Other people”, que se entremezclaron con magníficas versiones de temas míticos como “You shook me all night long” o “Paint it black“. Por supuesto, no se fue sin cantar su gran éxito “Lost on you”. Todo esto al tiempo que tocaba el ukelele y la guitarra, recorría el escenario, bajaba al “foso”, saludaba al público, e incluso firmaba autógrafos. Sin tregua, ni pausas, y sin detenerse mucho en discursos. Si no la vieron aquí, y tienen oportunidad de viajar a sus próximos conciertos para escucharla en un directo, háganlo. Merece la pena.

Alguno de los mejores momentos de LP. El primer vídeo corresponde justo con el momento de su apariciónen el escenario, y el segundo cuando interpretó la canción “When we’re high”.

La noche todavía es larga y aquí hay para todos los gustos (bueno, casi). Llega la quinta actuación de la noche (todavía quedan tres más). Volvemos a cambiar de registro radicalmente. En el escenario Prince Royce, apodado el rey de la bachata. Bachata moderna, entendemos, los no entendidos. Nos disculpamos desde lo más profundo del corazón con sus seguidores, pero a nosotros, a pesar del intento, no nos impresionó demasiado su puesta en escena, ni logró atraparnos con unas letras que no acabamos de captar, ni nos contagió ese “efecto bachata”. Somos totalmente conscientes de que, como todos y cada uno de los artistas del Love Festival, tenía su púlpito de acérrimos seguidores, y seguidoras, que habrán esperado ese momento y lo habrán disfrutado como nunca.

Llega la hora bruja, ya es noche “profunda” y aparece Pablo López. Por razones diversas, tampoco ninguno de nosotros eramos, ni somos, super fans de Pablo. (Presiento que los club de fans nos van a odiar) A pesar de esto, la “gramola” del grupo: o sea ,yo, si que tenía aprendidas, de manera totalmente involuntaria, las letras de “El Mundo”, “El Patio” y  “Vi” ,que creo que fue la canción por la que yo lo conocí: “Si hoy se acaba el mundo corazón, dime qué vas a llevarte. Dime qué me llevo yo”. Por supuesto todos estos temas estaban en el repertorio que el cantante y compositor andaluz interpretó sentado al piano. No faltó su éxito con Juanes, “Tu enemigo”. Obviamente, no estaba Juanes en el escenario. (Esto no es un dos por uno, no pidan tanto).

IMG_7920

Creo que no mentimos si decimos que intercaló, entre todas y cada una de sus canciones, anécdotas, mensajes, recuerdos y ocurrencias de todo tipo. Animó a todos a quererse, a divertirse, a mezclarse, e incluso preguntó por los “garitos nocturnos” de la zona. No sabemos cómo acabó su noche, porque no investigamos sobre ello. Bastante teníamos con “manejar” la nuestra, que no era tarea fácil.

Casi como colofón del Festival llegaba Fangoria. El grupo formado por Alaska y Nacho Canut. Con ellos y sus bailarines llegó la locura, mezclada con la nostalgia y la psicodelía. Con su más que peculiar puesta en escena interpretaron canciones de su discografía de los últimos años, como Espectacular” o  mi preferida, “Dramas y comedias”: “No quiero más dramas en mi vida. Solo comedias entretenidas. Así que no me vengas con historias de celos, llantos y tragedias ¡No! Para el público en general, ese que no sigue cada nuevo trabajo, no faltaron los clásicos, que ya se han convertido en himnos como el  tema “¿A quien le importa? No podía ser de otra manera.

Fangoria IMG_8181

Fangoria IMG_8037

Alaska, siempre será Alaska. Es atemporal. Nadie pregunta ¿quién es Alaska? La conocen todas las generaciones. Apta para los de la “Bola de cristal” y para los que no saben ni de qué hablamos….

Para los más resistentes al cansancio, todavía quedaba Festival. En fin de fiesta llegaba de la mano de el Dj Brian Cross, al que disfrutamos durante un rato, pero el tiempo que nos esperaba de camino de vuelta , nuestros compromisos y deberes para el día siguiente -que no eran asfixiantes, pero si ineludibles- no nos permitieron más cancha.

Este es un imperfecto resumen de lo que para nosotros fue esta edición del macroconcierto del Love Festival, en cuanto a lo musical, obviamente. Es solo una visión relativa, subjetiva y parcial, como todas. Que nadie se vaya a enfadar o a incomodar si no coincide con la suya. Al fin y al cabo, el Love, es un festival que reivindica la diversidad, y hay que admitir también diversidad de opiniones ¿o no?

Si, nosotros, cuatro personas tan distintas como cuatro galaxias, con gustos musicales totalmente dispares, fueron capaces de unirse otra vez más para este evento, sobrellevando durante más de nueve horas seguidas sus “diversidades”,  mezclándose con otros universos paralelos. Y finalmente volvimos vivos y ¡hablándonos! (o algo parecido, porque tampoco me atrevo a clasificar como conversación inteligente lo que se escuchaba en el camino de vuelta) ¿Se van a molestar ustedes por estas opiniones totalmente intrascendentales? ¡No!

Lo importante es que cada uno haya disfrutado y saboreado “su momento” del LOVE, y si disfrutaron cada momento, mejor que mejor.

Lo que es casi una verdad absoluta es que, cada vez que decidimos acudir a un evento, espectáculo, o cualquier tipo de encuentro (íntimo, o de masas, da igual) la mitad de los “ingredientes” para que la receta funcione, los tenemos que llevar nosotros mismos. No podemos esperar que todo venga dado de la “otra parte”. Ir receptivos, en estado de relajación, con mentalidad abierta, sin prisas, y rodearse de buena compañía, siempre hará que todo “suene” mejor.

Gente Love con Agoney IMG_8043

Agoney, después de su actuación, interactuando con el público.

Para los que asistan a la próxima edición, sobre todo si van a vivirlo de principio a fin, tenemos algunos consejos absurdos, pero útiles:

No olviden aplicarse protector solar, llevar ropa fresquita y que propicie la libertad de movimientos, y sobre todo, calzado cómodo (que las tiritas y heridas sangrantes en los pies, no son nada sexys). Beban con precaución, que luego vienen los lamentos. Son muchas horas, el calor aprieta, la cerveza baja como si nada, así que no olviden recargar baterías con algún pinchito y una botellita de agua. Sin un buen “entrenamiento”, los domingos posteriores pueden hacerse muy largos. Háganle caso a los fiesteros veteranos.

Con cansancio, bastante sueño atrasado, humor, mucho “Love”, ningún rigor informativo, ni seriedad, los reporteros más incompetentes que puedan encontrar se despiden de este Love Festival 2019. ¡Hasta la próxima!

Print Friendly, PDF & Email

banner destaca tu evento revista la palma

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de La Palma.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos