¡Toca disfrazarse!



Maeve

Especial Disfraces Carnaval

Más que faltar temas, lo que faltará es carnaval para poder llevarlos todos a cabo

El único sentido del carnaval es la diversión,  no pueden faltar la locura  y la fantasía. No se trata de copiar un diseño, sino de encontrar inspiración en algo y crear nuestra propia visión de un tema.

Llega de nuevo el Carnaval y los fiesteros ya están pensando en purpurina, goma espuma y lentejuelas. Y para los que les gusta innovar y no repetir disfraz también toca de nuevo volver a “parir” nuevas ideas para su disfraz. El año pasado ya dedicamos una publicación  donde dimos unos cuantos consejos e ideas para triunfar en esta fiesta. (pincha aquí para verla) Y este año volvemos a la carga por si alguno sigue falto de imaginación.

Las fuentes donde poder inspirarse son ilimitadas, cualquier idea es buena para un disfraz. Otra cosa es que tu presupuesto y tus habilidades estén a la altura de tus objetivos y tu  imaginación. ¡Pero todo es ponerse! Como dice el dicho, ¡coser y cantar, todo es empezar! (Y si no, siempre está ese maravilloso invento de la humanidad: el pegamento para tela).

No olvidemos que el único sentido del carnaval es la diversión, no pueden faltar la locura y la fantasía, e incluso la burla. Al disfrazarnos el objetivo principal es parecernos lo menos posible a nosotros mismos. Al crear nuestro propio disfraz, no se trata de copiar un diseño o una idea tal cual la vemos, sino de encontrar inspiración en algo y crear nuestra propia visión de un tema.

Uno de los temas recurrentes en los disfraces de carnaval es la indumentaria de los distintos países y culturas del mundo. (En S/C de la Palma este es el tema para este año). Puedes elegir cualquier época del presente o del pasado que te guste especialmente,  países,   tribus, incluso optar por las historias de la mitología. Como estamos hablando de Carnaval y no de una recreación histórica, no es necesario en absoluto que seas fiel al original, tómate todas las licencias que quieras, cambia formas, colores, materiales, cuanto más disparatado resulte, mejor.

Las películas o series de televisión nos dan un sinfín de personajes en los que transformarnos. Puedes optar por los clásicos de toda la vida, o por las nuevas producciones de moda.

Continuando con el cine y la televisión por qué no sacar el niño que todos llevamos dentro. Disfrázate de tu personaje favorito de dibujos animádos o rinde un homenaje a los personajes de las historias de nuestra niñez con algún guiño gracioso en tu disfraz. Seguro que algunos de los más jóvenes no podrán apreciar la gracia de esta moderna Pippi  Langstrump, pero seguro que todos reconocen a  la comercial Hello Kitty o a los personajes Disney como Campanilla de Peter Pan, la madrastra y hermanastras de Cenicienta,  Mulan, o los personajes de “Family Guy”(Padre de familia).

Cantantes y artístas nos han brindado constantemente en sus vídeos musicales  una fuente inagotable de fantasías carnavalescas, Madonna, Michael Jackson, Gwen Stefani… en los últimos tiempos personajes como Lady Gaga o Katy Perry se proclaman reinas por excelencia en este sentido. ¡A veces incluso van disfrazadas en la vida real!.

Pero los temas a elegir van mucho más allá aún.  Todo y cualquier cosa puede ser objeto de libre interpretación en nuestros teatrillos callejeros,  el arte, los colores, la naturaleza, las estaciones, criaturas inventadas, animales, profesiones, comida… Incluso los temas más clásicos pueden resultar absolutamente sorprendentes dándoles un nuevo enfoque.

Una enfermera en principio podría parecer un tema demasiado manido, pero seguro que nadie quedará indiferente si consigues tener un aspecto parecido a esta que nos muestra la web de Ophelia Overdose.

En fin, que más que faltar temas, lo que faltará es carnaval para poder llevarlos todos a cabo. No se si a todos les pasará lo mismo, pero al menos en mi caso, el problema es cómo conseguir decantarme sólo por un par de ideas entre todas las posibilidades que se me ocurren. ¿No sería genial poder ir disfrazado todo el año?

Los juguetes de los niños por fin servirán para algo más que para tropezar por el pasillo. Unas pelotas, muñecos y juguetes infantiles por si solos, no nos dicen nada, pero al crear algo como esto, es otra cosa. Si te preguntan de qué vas di “vuelta a la infancia”, ¡qué más da! tú lo hiciste, llamalo como quieras… La foto es de Armin Morbach para Tush Magazine, una publicación alemana.

Genial esta otra idea de mezclar el Pop Art de Linchestein y el Carnaval, te mostramos tres versiones del mismo concepto.

En el arte de disfrazarse el maquillaje y los accesorios “pintan” mucho.  Con el punto de partida de un detalle impactante se puede elaborar  algo increible añadiendo  poco más que algunas telas estratégicamente colocadas.

Es el caso de las siguientes ejemplos. Los accesorios y el maquillaje son la esencia de la caracterización. No necesitaréis  mucha más elaboración en la vestimenta.

Si no, fijaros en esta fantástica criatura que nos enseña la fotógrafa Aleksey Marina.

En el caso del pintor podríais llevar una túnica blanca manchada con pintura. Con el maquillaje gótico cualquier vestido/vestimenta negra acorde con el maquillaje. Con el de ángel sólo necesitarías una peluca, una túnica/camisón blanco y unas alas.

Sea cual sea la temática, la cuestión es que cualquier cosa que se te ocurra atrape la atención del que te ve. No siempre son necesarios demasiados accesorios si en conjunto, el diseño es impactante. Es el caso de los siguientes ejemplos.

Un disfraz enteramente dorado, que pertenece a un performance callejero, o estatua humana en Barcelona. ¿Es que hay alguien que sepa más de atraer la atención que estos artistas callejeros? Toma recortes….

Y otros dos en blanco y negro, fotografías de Patricio di Renzo, (serie Pure Poison) sobrios, sin adornos ni accesorios, pero desde luego, efectivos al cien por cien.

También los hay en los que el diseño no es lo más importante, disfraces con el único objetivo de hacer reir, como estos.

Bueno estas han sido algunas ideas que compartimos para que vayas poniendo la mente a pensar. Por supuesto, si te falta tiempo  y no llega la inspiración,  también existe la posibilidad de recurrir a muchas de las webs que venden disfraces online, puedes comprarlo y luego añadirle accesorios y complementos hasta customizarlo a tu gusto.

Después de esto ¡Que nadie se quede sin disfraz!. Yo misma ya no pienso en verde, ¡pienso en glitter! Sólo veo tela y purpurina por donde quiera que voy. Me he guardado en el tintero unas cuantas ideas y ya casi estoy decidida entre unas cinco, seis… o siete opciones… ¡tampoco son tantas!

¡Nos vemos en la calle! 

 

Print Friendly

banner destaca tu evento revista la palma

Tus comentarios nos ayudan a mejorar

Condiciones:
* Esta es la opinión de los internautas, no de La Revista de La Palma.
* No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
* Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
* Se amable. No hagas spam.

Publica tus pensamientos